Casa Batlló. Una alegoría a la Leyenda de San Jordi (PARTE I)

El 23 de Abril, día de San Jordi, es uno de los días más importantes de nuestra tierra. Nosotros lo vivimos año tras año cuando nuestros clientes empiezan a llamarnos meses antes con el fin de hacer su pedido de rosas para poner en su parada y engalanar las calles de Cataluña. La arquitectura que se aúna en Barcelona, la capital catalana y en concreto la Casa Batlló esconde la heroica Leyenda de San Jordi.

Y es que el arquitecto Antonio Gaudí sin duda recreó en sus bocetos e hizo realidad una casa que años más tarde sería tan impactante y tan visitada que sería nombrada Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El arquitecto modernista se inspiró en la Leyenda de San Jordi para realizar la fachada del edificio modernista de la Casa Batlló, que hoy en día es el centro de atención de todas las miradas de todos aquellos transeúntes que pasean por el “Paseo de Gracia”. Y es que esta magnífica obra de arte del arquitecto modernista, podemos decir que es un reflejo vivo y latente de la cultura y del amor, que son la base de la historia de San Jordi.

Dicho esto, ¿sabríais decirnos donde está cada personaje de la leyenda? Solo tenéis que abrir vuestra imaginación y lo veréis todo más claro. ¡Empecemos!

En el tejado de la Casa Batlló está el malvado Dragón, para ser exactos el lomo del animal. La colorida azotea simula las escamas de la bestia. La particular forma del arquitecto de crear obras con movimiento, que tanto en el día como en la noche parecen tomar vida, provocan que jamás te canses de admirar esta creación.

En la azotea llama la atención la cruz que finalmente “corona” la obra del arquitecto y este elemento hace alusión a la espada que clava San Jordi al dragón para liberar a la princesa de la muerte. Simboliza el triunfo del héroe sobre la bestia.

Otro detalle lo encontramos en el primer balcón de la fachada del edificio. Si os fijáis, solo hay un balcón que se encuentra separado del resto, que tiene una forma diferente a los demás, pero que va acorde con el resto de ornamentos de la fachada. Este balcón ubicado en la parte superior simboliza a la princesa. El arquitecto Gaudí lo llamó el balcón de la princesa porque su forma es femenina, ya que tiene la forma del capullo de una flor. Lo que denota delicadeza.

Los siguientes balcones, si prestáis atención, simulan los ojos de una calavera, que simboliza la muerte. Es decir, las víctimas que perecieron a manos del dragón. Por otro lado, el balcón grande así como la estructura que enmarca los grandes ventanales de la Casa Batlló, veréis que tienen forma de huesos.

El arquitecto Gaudí no finalizó aquí los detalles de su inspiración. Los que habéis tenido la oportunidad de entrar en esta casa os habréis fijado en otro par de detalles, como por ejemplo que una de sus salas principales imita la caja torácica del dragón. Pero el arquitecto modernista tiene otro detalle de inspiración en la historia de San Jordi, ¿sabrías decirnos qué es y en qué parte de la casa está?

Si aún no has tenido la oportunidad de visitar estas piedras convertidas en magia y fantasía, os

invitamos a ver este film ganador del Premio del Festival Internacional de RIGA y galardonado

con el primer premio en la categoría mejor película de turismo cultural.

https://www.youtube.com/watch?v=G7pPXEG26zQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens algun dubte o vols un pressupost? Ens posem en contacte amb tu

Telèfon (Et truquem!)WhatsappEmail

Dades de contacte

Accepto les condicions de la LOPD.

Enviar